was successfully added to your cart.

LA GALAXIA DE ROCK DE DIEGO CALVO EN LA PITIUSA MAS INTERNACIONAL, IBIZA

Os presentamos a Diego Calvo, el mejor anfitrión que podéis tener si visitáis Ibiza. Rock, actitud y pasión por las guitarras se dan cita en el universo que Diego ha creado en la isla pitiusa más internacional. Un cubo de agua fría en la cara para refrescar el ambiente entre tanto clubbing, y un chupinazo de oxígeno insular para quien un día albergó a los mejores músicos del mundo. Bienvenidos a la galaxia de rock de Diego Calvo, local de la isla, y bienvenidos a Ibiza a través de su retina.

Foto de Andrés Iglesias

Suponemos que si te dieran la oportunidad de elegir el lugar donde volver a nacer lo harías de nuevo en tu isla, Ibiza. ¿Cómo es crecer en Ibiza y qué recuerdos mantienes de la isla de entonces?

He viajado mucho por todo el mundo pero creo que no hay lugar mejor que Ibiza para vivir. De pequeño recuerdo corretear en pelotas con mi hermano por el jardín de la casa payesa que tenían mis padres en la carretera de San José. Vivíamos al lado de la panadería Can Noguera y el olor a croassaintes todavía lo tengo en la memoria.

¿Cuál era tu pasión de niño y cuándo y cómo comienza la actual, el rock and roll, o cómo creemos que dices tú, “actitud y guitarras”? 

Mi pasión de pequeño era jugar en el jardín de mi casa con mi hermano, son los mejores recuerdos que tengo. Mi pasión por el rock and roll empieza en el año 96 cuando asisto a un concierto de Rosendo, a partir de ese día empieza mi pasión. Primero fue el mundo grunge con Pearl Jam, Nirvana, Offspring o Green Day, escuchados en walkman. Sólo nos preocupaba el patinete, las airwalk, las chicas de tercero de B.U.P, el walkman y los pitillos aliñados. Cuando empecé la universidad me corté la melena, me dejé el tupé y luego vino todo lo demás.

¿Ha cambiado la isla de tu infancia a la de hoy?

¡Mucho! Yo no soy de los que sólo saben ver lo bonito que era vivir la isla en los años pasados. Me gusta ver lo bueno también de la Ibiza actual. Está claro que con todo el nuevo tipo de turismo que traen consigo los privados en las discotecas, restaurantes de alto standing y beach clubs se ha perdido mucha de la magia que había antes. Estar bailando en la pista y poder encontrarte a Mick Jagger a tu lado ya no ocurre ahora, los privados son más grandes que las pistas de baile. Ricardo Urgell a quien siempre he admirado mucho no entiende cómo es posible que algunos djs ahora cobren 100.000 € por sesión, y que no consigan hacer bailar a la gente; sólo mover sus cabezas. Antes la gente en lugar de estar mirando al dj con el móvil, bailaba, se morreaba y se metía mano.

Por otro lado hay que ver que Ibiza hoy en día recibe un tipo de cliente que gasta mucho más al día. Antiguamente el cliente que llegaba a la isla venía con paquetes de touroperadores de todo incluido y no gastaba prácticamente nada fuera del hotel, y recuerdo a la gente de restaurantes, tiendas y demás quejándose de que la gente no se gastaba dinero.

Deberíamos ser muy agradecidos por dónde vivimos y lo que tenemos. Hay sitios en el mundo donde la gente está muy jodida. Tuve la oportunidad de vivir en Sierra Leona y Nicaragua, países que con muy poco que tienen sacan una sonrisa. Hay que saber valorar más y quejarnos menos.

Con ese niño-joven ya madurado, convertido en un “veterano  del sector del ocio ibicenco, empresario hotelero y promotor musical”, resalta a la vista que tu pasión se funde con la vocación profesional.  Has creado una galaxia de rock and roll en la isla de Ibiza. Muestra de ello son 3 hoteles de distinguida personalidad y el club de fiesta Rock Nigths. Y todo en torno a un pilar común, “actitud y guitarras”, una filosofía a contracorriente con la imagen que abandera la isla desde hace bastante años, la Ibiza de la música house. ¿Cómo es capitanear esa horda? 

Me gusta ir a contracorriente. Prefiero tener personalidad propia que seguir modas. Hacer algo propio y original es más divertido que hacer lo que todo el mundo hace. Aquí en Ibiza la gente fiestera va de negro con camisetas XL anchas y negras, y a mi me gusta llevar camisas western y hawaianas. Esto es una muestra de que me gusta la originalidad, y prueba de ello es lo que hemos creado con Rock Nights. Mientras hay miles de fiestas de música house nosotros ponemos ROCK! nos da igual lo que piense la gente, a nosotros nos gusta el rock and roll. Creo que la clave del éxito de toda esta movida ha sido la pasión e ilusión que le hemos puesto.

Jukebox made in Spain a la entrada del hotel Tropicana

Lo de la galaxia de rock que has creado no es broma. De hecho no sabemos por dónde empezar a preguntarte para que no quede sin tratar ninguna de sus estrellas. Empecemos por los hoteles… 

Santos, estrellas del rock y Miami. Un complejo de 3 hoteles, cada uno con su propia personalidad y una estética exquisita ¿Podrías describir de forma breve a los lectores qué tiene de especial cada uno y qué consideras que los unifica como grupo?

Santos:

Le tenemos mucho cariño porque fue el primer proyecto. Respira como el resto de hoteles aires del Miami de South Beach, con un concepto que hace tributo las estrellas del rock y a los pueblos de la isla. En Ibiza los pueblos son Santos y de ahí el nombre.

Dorado:

Para mí el mejor de los tres. Es un cocktail de toda la movida; habitaciones que hacen tributo a discos de oro y miles de detalles como un lobby que se llama Backstage con una lámpara de 70 platillos de Paiste, una azotea llamada Heavens door, las habitaciones tienen tocadiscos que suenan al meter la llave de la habitación, neveras y altavoces Marshall, micro en la ducha, libros del artista, y ahora disponemos también como novedad para este año de fotografías originales de Terri O Neil, Neal Preston O Juan Fajardo.

Tropicana:

El Tropicana es un hotel muy divertido, con arquitectura art decó, colores pastel; parece que estás en la película de scarface. Cada habitación lleva el nombre de un cocktail tropical y dispones de la cocktelera para hacerte la receta. En el lobby hay una sinfonola que funciona con una moneda de 5 pesetas, y dispone de singles de 7 pulgadas. El cartel del hotel es un neon de 10 metros que recuerda a los cadillacs de los años 50.

Diego Calvo en el hotel Tropicana

¿Qué van a encontrar quienes visiten los hoteles Tropicana, Dorado y Santos? ¿Qué los diferencia del resto de la oferta? 

No son hoteles al uso, son hoteles conceptuales donde se vive una experiencia y te vuelves a casa con una historia que contar.

¿Son tus hoteles una forma distinta de entrar en la isla? ¿Una puerta de acceso a otra Ibiza?

Me gusta ser un embajador de la otra Ibiza y me esfuerzo enormemente cada día en ello. La gente que ha visitado la isla y ha vivido la experiencia desde el minuto uno sabe a lo que me refiero.

Uno de tus huéspedes especiales del verano pasado fue Marky Ramone. ¿Qué cara puso al ver que la fachada del hotel estaba decorada prácticamente entera con platos de batería de su marca patrocinadora? Para él tuvo que ser una suerte que lo recibieras tú, ¿no crees? Imaginamos a Marky en un lugar equivocado de Ibiza y no lo vemos claro.

Sabía que previamente años anteriores había estado en otros locales/clubs de la isla que no cuadraban con el rollo de él. De hecho yo fui a verle en una ocasión que visitó la isla y a mi colega que llevaba greñas, pitillo y una camiseta de los Ramones no le dejaban entrar. Inexplicable pero cierto. Al final entramos y pagamos birras a 10 pavos. Por esto sabía que vendría con cara rara. Como tenía constancia de que es fan de los clásicos americanos le fui a buscar al aeropuerto con el Mustang y cambió la cara. Le alojé en Dorado, en la suite de Blondie, y el tío llamó a Debbie Harry delante de mí. No me lo podía creeer, al parecer son colegas. Flipó con Dorado, nosotros y por supuesto con Rock Nights y el Pikes. Quiere volver a toda costa y me ha invitado a su casa de Nueva York.

Una de las suites del hotel Dorado  lleva el nombre de Julio Iglesias.  Al entrar en la habitación, tras abrir la puerta, se pone en marcha un pick up que reproduce su super éxito, “Soy un Truhán, soy Señor”, mientras uno pierde la mirada en el horizonte del mar y siente la brisa del mediterráneo en la cara. ¿Es ese momento una de las cimas del rock and roll? ¿Lo ha visto ya Julio Iglesias?

Un día después de mucho vino se nos ocurrió la idea, y me parece una pasada. ¡La gente flipa cuando entra con las maletas! Julio no la ha visto. A ver si se monta un trio en ella algún día jejeje.

¿Qué otros músicos presiden las suites de Santos Dorado?

Love me Tender de Elvis, Heroes de Bowie o I love rock and Roll de Joan Jett son algunas de las suites que hay.

Las neveras son amplificadores Marshall; en la entrada del Tropicana te recibe el sonido de una jukebox preciosa que funciona con una moneda de 5 duros. Conciertos en la piscina, dj’s y aviones que “surcan el cielo por encima de las cabezas” buscando la desconexión. Y en las habitaciones un manual con todo lo necesario para que prepares tu cocktail antes de deshacer la maleta. Sinceramente, ¿eso no se va de madre?

Mucha pasión en lo que hacemos hace que todo esto sea posible y disfrutemos de ello. Its a long way to the top if you wanna rock and roll!

La suit de Iggy Pop del hotel Dorado

Quedan muchos detalles por contar de los hoteles, pero nunca acabaríamos. Cada rincón es un plano fotográfico, y cada figura o mueble una reminiscencia que te hace despegar hacia otra década. Y queda mucho que contar de la galaxia. Las Rock Nights

¿Qué son exactamente las Rock Nights? ¿Cuándo y cómo surgió la idea?

Son una fiesta que surgió de una conversación entre amigos en el año 2005. Quería disfrutar de una fiesta en la que pusieran la música que escuchábamos en casa y en el coche, y donde el público fuera el protagonista. Empezó en pequeños bares y pasó por grandes clubs donde nunca habían escuchado sonidos de guitarra. Actualmente hacemos la fiesta en el mítico hotel Pikes.

Este verano cumplís 12 años, y suponemos que habrán sorpresas. ¿Podrías avanzar o dar alguna pista sobre cuál será la imagen en la que se basará Rock Nights esta temporada? 

Desde que en 2014 empezamos en Pikes a hacer las fiestas decidimos que cada temporada renovaríamos la imagen y habría un concepto que se viera en los carteles y se disfrutara en las fiestas. Este verano la temática es ruta 66, y cada parada será un stop de la “mother road”. Para cada fiesta habrá un neon que represente la ciudad. Empezaremos en Chicago con la fiesta de apertura y terminaremos en Santa Mónica, ¡así que a quemar rueda!

Cuando hablábamos de cómo es capitanear esta horda nos referíamos también a las Rock Nights. ¿Se podría decir que sois “la otra cara de Ibiza”?

No sé si la otra cara pero somos totalmente diferentes al resto. Nos parecemos más a la fiesta que se vivía en Ibiza hace muchos años donde el público era el protagonista, y no el dj como pasa ahora.

¿No es paradójico que sea una fiesta de rock and roll “la otra cara de Ibiza”? Realmente si se mira desde toda su trayectoria nunca ha sido así, ¿no crees?

Ibiza fue muy frecuentada por grandes estrellas de rock. Bob Marley actuó en el 78 en la plaza de toros de Ibiza, donde también actuaron Thin Lizzy y Eric Clapton. Mike Oldfield se inspiró desde su casa frente a es Vedrá para componer sus obras maestras; Frank Zappa y King Crimson también recalaron en Ibiza. La cantante Joni Mitchell compuso su disco Blue, y Nico, de Velvet Underground, se inspiró en el ambiente único de la isla.

Casualmente en el hotel Pikes, donde ahora hacemos las fiestas, se grabó el videoclip del tema Club Tropicana, del grupo Wham de George Michael.

Ibiza representó, musicalmente hablando, el verdadero motor de los ochenta en España. Ian Dury, Spandau Ballet, Duran Duran, Ryuichi Sakamoto, Suzanne Vega, Nick Cave, Nina Hagen, Chris Rea, Miguel Bosé, Grace Jones, Alaska, Mecano, El Último de la Fila, King Creole and The Coconuts, Poison, Marillion y las inolvidables actuaciones del grupo Talk Talk y el genio del soul-funky, James Brown. Una auténtica explosión.

A finales de los 80, en el 87, Freddy Mercury y Montserrat Caballé actuaron en el Ku, dentro del festival Ibiza 92 que organizó Pino Saglico, uno de los actuales responsable de Live Nation España. A partir de los 90 empieza el clubbing. Desde el 2005 Ibiza Rocks y Rock Nights se fundan y empezamos  a apostar nuevamente por sonidos de guitarra, así que ahora somos los responsables de seguir haciendo historia.

En una entrevista comentas que la fiesta tuvo que dar un giro de 180 grados justo cuando vivía un momento álgido ¿Ha qué se debió ese giro?

Exacto, así fue. En el 2013, cuando llevábamos ya 3 años haciendo las Rock Nights en los grandes clubs, en medio de una fiesta a las 3 de la mañana miré al público desde el escenario y ví que de la gente que estaba en el club la mayoría no entendía nuestra película, era gente que le habían puesto la pulsera en la playa y estaba simplemente haciendo la ruta de las discotectas ibicencas. En ese momento decidí parar y estuvimos sin hacer nada durante meses, y fue justo cuando Andy y Dawn, de Ibiza Rocks, nos ofrecieron realizar los after shows oficiales de los conciertos de Ibiza Rocks en el mítico hotel Pikes. Ha sido el mejor paso que hemos dado, a veces hay que volver a las raíces, un paso a tras para coger carrerilla.

El mustang que recogió a Marky Ramone

El Pikes… Háblanos un poco del Pikes. Un hotel emblemático de la isla de Ibiza, con una historia extraordinaria y mucha carrera. El lugar donde había que ir en los años 80, y ahora de nuevo historia viva con las Rock Nigths.

Nos flipa Pikes y todo lo que le rodea. Tony Pike, ex propietario de siempre, todavía acude a nuestras fiestas con 84 años. Él aparece también en el videoclip de Club Tropicana, y era compañero de fiesta de grandes estrellas del rock y celebreties que pasaban en Pikes sus vacaciones, como pueden ser Bon Jovi, Grace Jones, New York Dolls, Julio Iglesias o Freddy Mercury, ¡que celebró ahí su 40 cumpleaños!

A lo largo de la temporada pasan por Rock Nights cerca de 30 pinchadiscos, contando los que forman parte del equipo fijo. ¿Qué tiene que tener un Dj para que Rock Nights se fije en él?

Para pinchar en Rock Nights hay que tener sensibilidad musical, actitud y ¡ser buena gente! No hace falta que seas un maestro de las mezclas. ¡Si suenan guitarras de puta madre!

¿Cómo definirías la relación público-dj en las fiestas de Rock Nights? 

El dj forma parte del público y el público es el protagonista. Los djs se mezclan entre el público, ni camerinos, ni privados ni nada, rock and roll y punto, y al que no le guste que se vaya a casa a escuchar a Justin Bieber.

¿Ha ocurrido alguna vez que alguien del público intercambie el puesto con el pinchadiscos? ¿Podría pasar?

Cada semana hay alguien que se mete en la cabina y se pone algo.

¡¿Hay un karaoke en el cuarto de baño?! ¿Qué canciones son las que más triunfan? ¿Hay hits del verano?

¡Si es muy cachondo! Un karaoke en el baño con una bañera llena de pelotas. Sin duda cualquiera de Freddy Mercury son las que más triunfan. Piensa que el baño donde está el Karaoke se encuentra en la sala llamada Freddies, donde siempre se alojaba Freddy.

El karaoke del baño del Pikes

¿Qué tal le ha sentado a las Rock Nigths trasladarse al Pikes? 

¡Es nuestra casa, no me imagino mejor lugar para Rock Nights!

Todo lo que acontece alrededor de las Rock Nights y tus hoteles, así como lo relacionado con el rock en Ibiza se narra en vuestra revista, un Magazine impreso en forma de periódico basado en el mítico Melody Maker británico.

La revista de las Rock Nights

¿En qué ayuda y por qué decidís abrir vuestro propio medio de comunicación? 

Las revistas de la isla se interesan por otro tipo de cosas. A nosotros nos gusta el vintage, los tattoos, las motos, los coches americanos clásicos, y sobre todo el rock and roll, y como nadie hablaba de ello decidimos montar nuestro propio periódico, ¡que se asemeja más a los antiguos fanzines punk!

¿Qué es lo mejor de tener una revista? ¿ Alguna exclusiva para la edición de esta temporada? ¿Mantendréis el formato periódico?

¡Poder hablar de lo que te de la gana!

Mantendremos el mismo formato y seguiremos hablando de lo que nos salga de las pelotas.

¿Cómo es la sensación a pocos meses de comenzar la temporada? ¿Y cómo es cuando echáis el cierre?

En invierno siempre hacemos unas 15 fiestas de tour fuera de Ibiza pero no es la intensidad de Ibiza en verano. Lo cogemos con muchas ganas porque es lo que nos gusta. Esperar la primera fiesta es como esperar a los reyes magos cuando eras pequeño, vivimos la misma sensación.

Vamos a cerrar ya. En el tintero se quedan muchas anécdotas interesantes, muchas historias y muchos nombres; curiosidades acerca de ti, de tu galaxia y de la isla. No podemos concluir, eso sí, sin como mínimo mencionar tu colección de camisas hawaianas y western ¿Unas 150? Y tu mote como pinchadiscos, Tiki Boy, o el super Mustang rojo descapotable que reluce al fondo entre palmeras; vuestro programa de radio, la coctelería tropical, Miami o los conciertos de la piscina. Pero el tiempo del público también es oro, y en el fondo, lo que verdaderamente les recomendamos es que visiten la isla sin pensarlo y pasen a verte para que disfruten de primera mano de toda tu Galaxia. 

Por nuestra parte queda inaugurada la nueva temporada de Rock Nights. Sólo falta pinchar a todo volumen el tema con el que te gustaría empezar con nosotros esta horda y esperar el momento de ir a darlo todo. ¡Un saludo desde la urbe de Malasaña!

Leave a Reply

¡Únete al club!

Ofertas, novedades, entrevistas, reportajes…en el boletín de Chopper Monster.