was successfully added to your cart.

MUGRETONE, SÓLO ES PUNK SI YO LO DIGO.

Dani Mugretone, escritor, ilustrador, ideólogo, pensador, agitador, provocador… Lo que El País de Las Tentaciones definiría como un artista multidisciplinar, si tuviera las “narices” suficientes para entrevistarlo, nosotros lo definimos sin duda alguna como un auténtico PUNK. Si ustedes ya lo conocen imaginamos que estarán deseando zambullirse en la entrevista, y si no, háganse un favor y continúen leyendo, les prometemos que no saldrán defraudados.

Dani, lo de artista lo tenemos claro, eres músico y escritor. Sólo te falta pintar para que te podamos llamar artista del renacimiento, como en alguna ocasión hemos escuchado decir de otro grande de España como Mister Bratto, ¿o es que también pintas?

No sé si “pintar” es la palabra, pero bueno, además de trabajar como diseñador gráfico, también hago ilustraciones, generalmente para portadas de discos y tal. Hago la ilustración y también el diseño.  Podéis ver algunas en mi blog de diseño. http://mgrtn.blogspot.com.es/

Pero creo que me falta inventar algún artilugio de esos con poleas para estar a la altura de artistas renacentistas como Leonardo, las otras tortugas ninja o el mismísimo Bratto.

Como músico quizá la mayoría de la gente te conozca por los Webelos, mítico combo de punk madrileño. Por si hay algún despistado que no conozca la banda, cuéntanos como fue su historia.

Lo de artista me parecía ofensivo, pero lo de “músico” ya no te lo consiento. Antes, muerto.

Webelos on fire.

Webelos on fire.

Podría llevarme un libro entero contar la historia de los Webelos, pero intentaré hacer un resumen.

Teníamos claro que queríamos hacer un grupo Punk, pero no uno cualquiera, queríamos ser el número 1, destacar por encima de toda la puta bazofia que poblaba la escena, cada  vez más cercana al Heavy Metal y más alejada del Punk. No podíamos (ni queríamos) ser los que mejor tocasen, ni destacar por nuestra técnica, éramos (yo lo sigo siendo) completamente nulos con nuestros instrumentos y, además, creíamos que el Punk surgió precisamente para combatir a los putos virtuosos; surgió como un estilo fácil para que cualquiera pudiese hacerlo sin necesidad de dar clases de solfeo. Así que como no podíamos ser los mejores, nos esforzamos en ser los peores: los peores tocando y los más caóticos y ruidosos. En ese campo sí que podíamos ocupar claramente el número 1 del ranking. Nos salía solo. Habíamos nacido para ello.

Por supuesto, hicimos bandera de ello y nos jactamos de ser unos ineptos. “No somos músicos, somos criminales” decíamos. Éramos la puta pesadilla de todos los técnicos de sonido.

Pero no nos bastaba con tocar solo las pelotas con ruido, también queríamos provocar en más frentes. En eso consiste el Punk: en provocar. Así que comenzamos a despacharnos a gusto en nuestras letras, en las entrevistas que nos hacían o en nuestro propio fanzine (Mongoloide) contra todo lo que considerábamos que era anti Punk: los solos de guitarra, las canciones de más de dos minutos, llevar putos uniformes con crestitas y cadenitas, hablar de política en las canciones…

Sumadle a eso una actitud bastante violenta en los conciertos, un grado de incorrección política que rompía las agujas de los medidores que usaban los “censores” del Punk y unas pintas más que llamativas que mostraban sin tapujos nuestros cuerpos Danone.

Actimelízate.

Actimelízate.

Añadidle además que también hacíamos bandera de ser Pijos. Nos pretendieron insultar con eso, pero nosotros lo usamos como arma arrojadiza, como un boomerang que les devolvíamos y les atizaba en la cabeza.

Por no hablar de que siempre hemos sido muy guapos y hay mucho envidioso suelto. Y, para más INRI, a la vista está, la modestia no es una de nuestras virtudes.

Así que pasó lo que tenía que pasar: no tardamos en ganarnos muchos enemigos. También ganamos algunos fans y toda una pequeña legión de imitadores (encima habíamos creado escuela, ja), pero lo que más nos motivaba era tener enemigos. Creo que la punkitud de un grupo se mide por el número de enemigos, no por el número de fans.

El primer single no pareció molestar demasiado ya que estaba autoeditado a medias con Raúl, uno de nuestros mayores fans. “Eso no tenía mérito”. Pero cuando llegó el LP en Beat Genration/Munster los que todavía nos aguantaban (la escena apolítica del Punk) decidieron cargar las tintas contra nosotros, muertos de envidia, alegando que no sabíamos tocar que cómo era posible que nos sacasen un LP y bla bla bla…

El resto es historia: entre cadáveres de pollos, esparadrapos en los pezones, escupitajos mil, alguna que otra agresión, muchas palizas que esquivamos de puro milagro, artículos dedicados a desprestigiarnos, la ira de los críticos plasmada en sus revistas de mierda y muchas ampollas levantadas y estalladas, seguíamos sacando discos en los sellos más Punk del país. Y así hasta que nos separamos.

Joder, contado así, en plan resumen suena muy excitante. La verdad es que fue una época guay y nos lo pasamos de puta madre.

El que quiera saber más puede comprar el libro que ha escrito Tomás recientemente “Punk, pero qué Punk?” en donde nos dedica un buen puñado de páginas o bien ir a la biografía que escribió para La Fonoteca:

http://lafonoteca.net/grupos/webelos/

Ahora, que sepamos nosotros, andas metido en bandas como Las Cruces y Tendido Cero. Los segundos con una marcada estética rojigualda y taurina. En un mundo cada vez más hecho mierda pero, sin embargo, cada día más hipócrita y cuidadoso con las formas y lo políticamente correcto, ¿la provocación es más necesaria que nunca?

La provocación, como el sentido del humor (mejor si van ambos de la mano), es siempre necesaria. Siempre.

Lo que resulta triste es que se le de tanta importancia a una bandera. No es más que un trapo de colores, joder. Me indigna que la gente se indigne por una bandera. Es un puto trapo, gilipollas!!!!

Aunque, claro, como agente provocador, me viene muy bien que la gente entre al trapo (nunca mejor dicho) tan fácilmente. Basta con ondear una banderita para que se sientan ofendidos. Pobres diablos.

God Save the Queen

God Save the Queen

Con Tendido Cero, al hacer uso de la bandera y al tratar temas en las letras que pueden resultar muy del rollo “cuñado patriótico” está claro que vamos a provocar a unos cuantos (y no hablo solo de los independentistas, je). Eso es inevitable. Pero no nos disgusta. Nos gusta irritar a la gente, así que cuantos más ofendidos haya, mejor. Y más si no saben ver que se trata de una caricatura.

Pero los que realmente se tendrían que sentir ofendidos son los españolitos que van presumiendo de país y de Selección española, como si fuesen ellos los que han ganado el mundial. Porque Tendido Cero es una caricatura de todo eso.

Quien lo quiera ver que lo vea y quien no, que se ofenda, que, como digo, nos encantará.

Como escritor tienes un blog con uno de los mejores nombres que hemos escuchado jamás “Sólo es punk si yo lo digo”. ¿Hablas en él sólo de música? o más concretamente ¿sólo de punk?

El nombre del Blog es el título de una canción de los Webelos y si os habéis leído el resumen que he hecho más arriba, creo que está bastante claro porque lo decíamos. Me pareció pertinente que si tengo un blog en donde hablo de Punk debía seguir usando ese lema.

Al principio hice alguna entrada hablando de alguna serie de televisión y otras cosillas, pero prácticamente está enteramente dedicado al Punk y casi siempre a críticas de discos. Discos que me compro y me gustan. Si no me gustan no los suelo criticar, a no ser que sean de un grupo del que esperaba más y me hayan decepcionado con su último trabajo.

En realidad el blog es un poco continuar con la labor que hacía en el webzine Superpunk y posteriormente en papel con el zine Pogo en Togo. Es mucho más cómodo hacerlo en un blog, sin fechas límite, sin gastos de impresión y llegando a mucha más gente. Aunque, desde luego, mucho menos romántico.

http://soloespunk.blogspot.com.es/

También tienes publicada una novela, que nosotros sepamos, en la que hablas de esta religión judeo-cristiana nuestra que tanto ha marcado la educación de las nobles gentes de este país. Creemos recordar que analizabas el tema desde un punto de vista realmente interesante y  que también aparecían alienígenas o algo así. Haznos un spoiler como se dice ahora, aunque para nosotros eso siempre ha sido el alerón trasero del Seat 131, y cuéntanos un poco de que va la novela y de donde viene esa obsesión por la religión.

Realmente no estoy obsesionado con la religión. Me obsesiona el origen de la humanidad y para escarbar allí no hay más remedio que recurrir a los textos más antiguos, en donde se habla sobre todo de Religión, de los dioses que crearon a la humanidad.

¿De dónde venimos, a dónde vamos, es fiable el carbono 14, es nuestro antepasado el Hombre de Orce?

¿De dónde venimos, es fiable el carbono 14, es nuestro antepasado el Hombre de Orce?

Aunque he de reconocer que el personaje de Jesús sí me fascina. No solo por estar de acuerdo con su mensaje, que me parece que es como debería pensar cualquier ser humano con dos dedos de frente, si no por el misterio que lo envuelve. Sinceramente no creo que existiese un personaje llamado Jesús de Nazaret y que hiciese todo lo que sale en los Evangelios. Creo que estos están escritos con el claro objetivo de crear un Mesías que cumpliese las profecías que anunciaban los profetas del Antiguo Testamento y crear así una nueva religión, el Cristianismo, independiente del Judaísmo. Existiese o no, me parece un personaje muy interesante y he leído decenas y decenas de libros (unos más serios, otros muy fantásticos) sobre él.

También he leído mucho sobre el origen de la humanidad y sobre cómo los dioses que bajaron de las estrellas nos crearon. Tampoco sé a ciencia cierta si eso es verdad o un cuento chino, lo que sí está claro es que hay muchos puntos ciegos que aún no se han podido explicar y, de algún modo, estas teorías intentan cubrirlos. Aunque a veces resulte muy ridículo, pero lo intentan al menos.

Llegó un punto en que había leído tanto sobre ambas materias que tenía mi propia teoría al respecto y me animé a ponerla por escrito.

El libro se divide en dos partes, una se centra en Moisés y la otra en Jesús, y, a la vez se, va narrando todo el origen del hombre y los hechos que aparecen en la Biblia.

Intento dar una explicación a todo ello usando mi propia teoría, dando ejemplos concretos. Ejemplos de cómo “podría” haber sucedido, no estoy tan loco como para creer que se me ha revelado ese gran secreto solo a mí para escribirlo en MI libro.

Es una obra de ficción y debe leerse como tal, como una novela de aventuras igual que El Planeta de los Simios, por ejemplo. Aunque también hay espacio para que los iniciados (y solo ellos) puedan pensar un poco y sacar sus propias teorías.

http://www.casadellibro.com/ebook-palabra-de-dios-ebook/9788499910185/1985500

También realizas junto con otra gente el fanzine TOC. Un joven e interesantísimo proyecto en torno al movimiento TOC. Incluso habéis estrenado un documental, que todavía no hemos visto. Convéncenos para que lo hagamos y que incluso nos unamos a la causa, que nos convirtamos en tockers y no acabemos siendo unos fraguels o lo que es peor unos mor.

Es difícil hablar del Movimiento TOC, porque realmente está naciendo ahora y hay muchas cosas todavía en fase de construcción. Lo que ayer era TOC hoy puede dejar de serlo y viceversa, porque, además, es un movimiento en constante cambio.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Es muy difícil que una mente cerrada pueda entenderlo. Para mucha gente puede ser otro bluff situacionista sin sustancia o una chorrada suprema, pero solo porque no son capaces de entenderlo.

La gente igual ve los jerseys de rombos, las gafas de sol en lugares cerrados por la noche, los peladores de patatas usados como arma y nos oye hablar de grupos tan aparentemente antagónicos como The Organ, Loquillo, Erase Errata, Kika Lorace o Limp Wrist y, lógicamente, no entiende nada.

Para eso está el TOC-ZINE, para tratar un poco de acercar el movimiento a quien quiera conocerlo. Aunque reconozco que es un poco para iniciados y te puedes perder fácilmente. Quizás en el TOCUMENTAL demos pistas más digeribles y sea el complemento ideal de los fanzines. Si realmente deseas entender de qué va todo esto, tienes que verlo. Debo aclarar, eso sí, que se trata de la primera entrega de lo que será toda una serie de documentales sobre el TOC.

En breve lo colgaremos en internet para que pueda verlo todo el mundo y no solo los afortunados que acudieron a la proyección.

www.facebook.com/Movimiento-TOC-168574933630267

Autoretrato en el espejo del baño. No como los selfies esos chungos.

Autoretrato en el espejo del baño. No como los selfies esos chungos.

Para entrar un poco en materia puedo deciros que estamos en el año 2017. Llevamos 17 años ya en el siglo XXI y todos los movimientos culturales existentes siguen anclados en el siglo XX. 17 putos años perdidos, pendientes de modas, músicas, arte, filosofía y tendencias que fueron creadas en 1960, o como mucho en 1992. Seguimos distinguiendo entre géneros, seguimos viendo todo con el filtro de las gafas del masculino y el femenino. No sé, hay mil cosas que huelen a Brumel que te cagas y que deberíamos haber dejado atrás hace mucho.

El TOC no trata de renegar de todo lo que sea del siglo pasado, pero sí de acabar con todo lo que es estéril, viejo, caduco, mor… El TOC va más de construir que de destruir.

Si yo quiero mañana salir a la calle y hacer un Falcon a un Fragel o a mi vecino, que es Grogger, le pica el Ruter y quiere hacer un Gadget en Modo Tren, quiero saber que hay algo más, algo de este siglo, que nos permita plasmarlo.

Los TOC cuidáis mucho vuestra estética y sois unos fanáticos de los jerseys de rombos y del rombo en general. Para los no iniciados que escuchen hablar de un tipo que toca punk y le llaman Mugretone pero que sin embargo lleva jerseys de rombos y es fan declarado de los polos Lacoste, que no de Fred Perry, les debe resultar cuando menos todo esto bastante chocante. ¿De dónde viene eso de llamar Mugretone a alguien tan impecablemente vestido? ¿y esa fascinación por el rombo y los Lacoste?

Mugretone es un nombre que se me ocurrió sin más. Gracioso.

A ver, no es que los Tockers estemos obsesionados con la estética, ni mucho menos con los jerseys de rombos. Además odiamos el concepto “uniforme”, eso es algo del siglo pasado. El tema de los rombos es solo la parte visible y en realidad carece de importancia, prueba de ellos es que hayamos elegido una prenda tan decadente y ridícula. Se trata de un mero ejercicio de propaganda, una forma de llamar la atención sobre el movimiento. Creemos que sí es necesario, al menos durante la primera fase de expansión y propaganda, crear, digamos, cierto tipo de pautas visuales reconocibles para que la gente pueda identificar el TOC y los que quieran pertenecer al movimiento tengan algún tipo de “modelo” estético que les ayude a sentirse parte del mismo. Pero eso será abolido en un futuro, esperemos que cercano. Además es un movimiento muy cambiante y lo que hoy son rombos mañana serán estrellas ninja y pasado desaparecerán. En cualquier caso animamos a la gente a ser ellos mismos y que sean ellos los que creen la indumentaria Tocker de la semana que viene, y confiamos en que en breve, cuando no haga falta esa identificación visual, cada persona vista como considere. Nosotros ya lo hacemos y solo usamos los jerseys de rombos cuando hay algún acto propagandístico.

El rombo es tendencia.

El rombo es tendencia.

 

Los polos Lacoste siempre me han parecido una prenda preciosa, atemporal, muy sencilla y que tiene un componente de provocación, por el cocodrilo de marras, que resulta muy eficaz para tocar las pelotas a según que personas. Me gusta llevar un polo Lacoste por ejemplo en un concierto de Exploited, pero no en un sitio en donde todo el mundo lleve el mismo polo de la misma marca. El Punk, ya lo he dicho antes, tiene un importante componente de provocación, y si vas a un concierto de Punk con una camiseta de Eskorbuto, o de una A dentro de un círculo, no estás provocando a nadie. En cualquier caso, creo que a día de hoy hay un determinado sector del Punk (el que de verdad se mantiene fiel a sus postulados, no los que visten con el uniforme Punk), que usa prendas, digamos “pijas” para ir a los conciertos, y yo, que por supuesto soy más Punk que todos ellos, procuro cambiar de estrategia y salir ganando siempre. Un paso por delante siempre. Por supuesto no voy a desvelar aquí mis estrategias para que me las copien enseguida. ¿Ahora os creéis lo que dije antes de la modestia?

También tengo polos Fred Perry, en ciertas ocasiones pueden resultar muy irritantes. Y me gusta “apropiarme” de prendas que determinados individuos consideran suyas. Este punto es interesante, así que si me permitís, voy a hablar un poco de ello. El otro día oí decir a una “punki” que era lamentable el que las personas fuesen por la calle Fuencarral con prendas que pertenecen al Punk, como las bombers o las botas Doc Martens. La verdad es que me quedé bastante flipado. Creo que esta chica no sabía que las bombers son cazadoras que usaban los pilotos en la IIGM y que, de pertenecer a alguien, pertenecerían a las fuerzas armadas. Por otro lado la chica, con sus inseparables rastas y riñonera, presumía mucho de eso de ser working class y se metía mucho con los “pijos” y sus modas. Creo que tampoco sabía que Doc Martens, al menos a día de hoy, es una empresa multinacional capitalista a tope, que explota a la working class (además de vestirles, je) y que vende sus dichosas botitas por 150 euros.

No sé, siempre me ha hecho mucha gracia eso de “el Punk no es una moda”. A ver, en 1977 el Punk fue LA MODA!!! Y ahora, aunque no salga en todas las revistas, no deja de seguir siendo una moda, igual que la que siguen todas las tribus urbanas.

El problema viene también de que el Punk se echó a perder enseguida porque la gente no supo asimilar el mensaje. El mensaje hablaba de individualismo, de ser uno mismo. Y lo que tenemos ahora son grupos de gente que visten exactamente igual, que llevan un puto uniforme y que incluso piensan exactamente igual, según les dice el panfleto de turno. No se molestan en pensar más allá de lo que ya tienen asimilado y bien estudiado. Es como lo que te decía antes del TOC y los rombos. La gente se queda en los rombos, la gente se queda en las cadenas y se aprenden una frase fácil bien sea “No Future” o “muerte al siglo XX” y no les sacas de ahí. Esperamos que al TOC no le pase lo que le ha pasado al Punk y que la gente sepa realmente qué es lo importante, qué hay detrás del uniforme.

Además defiendes un estilo de punk, por qué no decirlo “pijo” y reivindicas bandas como los   adorados Nikis y los no tan queridos Hombres G. Que les dirías a los insensatos que odian a estos últimos.

Bueno, yo defiendo el Punk, no un estilo de Punk determinado. Creo que el Punk es un estilo en sí mismo. Está el punk y lo que no es Punk. Pero podemos hablar de muchos “estilos” de Punk, claro, podemos clasificarlo en medio millón de estilos diferentes atendiendo a mil criterios diferentes.

Nosotros, con Webelos, adoptamos orgullosos la etiqueta de Pijo Punk, simplemente porque es como algunos nos querían insultar. Sí, además somos bastante pijos y dos de los miembros originales han vivido siempre en el barrio de Salamanca. Así que lo aceptamos orgullosos. Podríamos haber dicho que nuestras guitarras eran de segunda mano y de marcas blancas y nos costaron una mierda, mientras que otros que nos acusaban de ser pijos se compraban guitarras de marca que costaban más de 10 veces lo que la mía. Habría que ver quién era más pijo punk, ¿no? Pero no fuimos por ahí, lo aceptamos con orgullo e incluso hicimos un tema que se llamaba Orgullo Pijo Punk en donde nos jactábamos de serlo. Otros grupos a los que se les quiso colgar la etiqueta simplemente intentaron quitársela dándose friegas con alcohol, justificándose ante los okupas que les acusan de ser unos niños de papá metiéndose en sus asuntos. De hecho es que en aquel entonces los grupos ultrapolitizados acusaban a todos los que no estaban en su rollo de ser unos pijos…

Realmente nunca he sabido qué criterio seguir para tachar a un grupo de pijo Punk o no. Por ejemplo un grupo que hace un Punk muy duro y agresivo tipo primeros Dwarves formado por unos alumnos en un internado privado de esos caros de Suiza, ¿es más pijo Punk, que un grupo formado por gente de barrio pero que hace un Punk Pop muy saltarín y edulcorado? ¿Dónde está lo “pijo?, ¿en los miembros del grupo o en la música?

Que duda cabe de que los Nikis (grandes entre los grandes) eran unos pijos y su música también demasiado pop, así que no nos sirven para despejar la incógnita. Si se fijan en Webelos para poner nuestra foto al lado de la palabra en el diccionario pues igual si que éramos pijos, pero nuestra música era bastante más cacofónica y ruidosa. No sé, ahí lo dejo…

Lo realmente importante y en parte aceptamos de tan buen grado la etiqueta es que defendíamos que el Punk es un estilo musical que pertenece a todo el mundo que se quiera acercar a él. No hace falta nacer en un barrio humilde para poder tener un grupo Punk o escuchar Punk. Es ridículo a más no poder. De hecho si os fijáis, gran parte de los grupos Punk pioneros en casi todos los países eran gente de clase pudiente, los que tenían el dinero para poder conocer las vanguardias (os recuerdo que no había internet), comprar los discos de importación y, por supuesto, los instrumentos. Hay un ejemplo muy claro: Kaka de Luxe eran todos niños de papá pero son el puto primer grupo en hacer Punk en este país. Lo descubrieron en sus viajes a Londres. La Banda Trapera, por el contrario, igual eran unos tíos de barrio y muy macarras y tal, pero joder es que ellos no hacían Punk, hacían Rock urbano de mierda.

Sobre los Hombres G debo decir que en ningún momento defiendo que sean un grupo de Punk. En todo caso los Residuoss podían tener algún que otro tema Punk, pero ya como Hombres G solo quedan reminiscencias de un estilo un poco Nikis, pero básicamente siempre han sido un grupo de Pop. Son uno de mis grupos favoritos y no son Punk. Otros como Desechables o Loli and The Chones sí son Punk.

No creo que tenga que decirle nada a la gente que les odia. Están en su derecho. Yo odio a los Beatles, a los Rolling Stones, a Led Zepellin, a Pink Floyd, a Nacha Pop, a El último de la Fila, a Héroes del Silencio, a Hellacopters, a Guns and Roses y a mil grupos que le gustan a mucha gente.

Continuando con el asunto de la estética, ¿es cierta esa historia de que intentaron lincharte    por llevar una camiseta con una esvástica durante unos de los conciertos de Webelos?

Contra la sequedad vaginal.

Contra la sequedad vaginal.

No había oído esa historia. Tampoco he llevado nunca camisetas con una esvástica en los conciertos de los Webelos, de hecho nunca llevaba camisetas, jaja. Pero bueno sí que han intentado lincharnos más de una vez por cosas parecidas. Nosotros jugábamos a ser un grupo de los 80 (inventamos hasta una falsa biografía con singles sacados en los primeros 80) con todos sus defectos y virtudes y eso incluía unas pintas determinadas, una estética determinada, unas actitudes determinadas… Cosas que en los 80 se permitían, pero no a finales de los 90.

Nos han acusado muchas veces de ser nazis (la mayoría de los que lo hicieron sabían perfectamente que no lo éramos pero buscaban que nos diesen nuestro merecido), y hasta unos cerdos hijos de la gran puta incluyeron un tema nuestro en un recopilatorio con bandas nazis (menos mal que también salían gente como los Nikis o Espasmódicos). Pero vamos, éramos tan nazis como el actor que interpreta a un soldado del III Reich en una peli de la IIGM. Salir vestido de Hitler a escena con tanga y ligueros no creo que sea una cosa que hagan los nazis de verdad, je. Simplemente nos cachondeábamos de todo y usábamos determinados símbolos que sabíamos que cabrearían a la gente, pero realmente los que deberían cabrearse de verdad eran los nazis. Vamos, lo mismo que te he contado arriba sobre las banderas y Tendido Cero, no me voy a repetir…

Ejerces el arte de la provocación también desde las redes sociales, donde eres especialmente activo incluso con alguno de tus alter egos. ¿Crees que, a pesar de toda la información que tenemos, la sociedad está más polarizada que nunca, y que, o eres del Barça o del Madrid, de izquierdas o de derechas, de Julio o de Raphael, Toc o Mor, punk o pijo y que la gente va con eso a muerte sin pensar por ellos mismos? ¿Además de lo que haces, hay alguna otra solución para luchar contra esto?, o ¿piensas que directamente no tenemos remedio?

No estoy de acuerdo. Vale que a veces si me gusta provocar con algo desde mi perfil de Facebook, pero lo que realmente hago el 95% de las veces es dar mi opinión. Sé que esa opinión muchas veces va a molestar a la gente, pero no lo hago por provocarles, si no porque siento la necesidad de poner por escrito lo que pienso, con la esperanza de encontrar a alguien que piense igual y comprobar que no estoy volviéndome loco. Porque realmente, como bien dices parece que todo es izquierda o derecha, blanco o negro, la gente cada vez está más en los putos extremos y hemos perdido los tonos grises y el sentido común.

Para provocar ya tengo mis grupos musicales u otros proyectos, realmente lo que expreso en las redes sociales es mi sincera opinión.

No sé si tenemos remedio o no, pero la verdad es que no se ve luz alguna al final del túnel. La única solución es que la gente deje de pensar como en el siglo pasado o como el la puta Edad Media. Las izquierdas y derechas han fracasado, el siglo XX se ha encargado de demostrárnoslo mil veces. Hay que cambiar el puto chip y empezar a hacer algo nuevo. No basta con llamarlo “nueva política” y seguir con un ideario, muy utópico y muy bonito, no lo niego, pero del siglo pasado, sin cambiar nada. Hay que cambiar algo más que el nombre. Las utopías son utopías porque el ser humano es mezquino por naturaleza, egoísta, cruel, rastrero… Somos así y eso hay que aceptarlo. Hay que partir de ahí para intentar ser mejores y eso solo se logrará con ideas nuevas.

Por ejemplo, realmente me indigna ver como aún hay gente que justifica una cosa tan salvaje como es la tauromaquia. ¿En qué puto siglo viven? ¿En el siglo III? Pero cuando veo que la gente festeja que un torero muera o que le den una paliza a una nazi entre 20 personas, como cobardes, veo que la gente del, que supuestamente es, el “otro lado” está tan enferma y jodida como los otros. No puedes alegrarte de que muera un ser humano, aunque sea un hijo de puta, la vida humana es lo puto más sagrado del mundo. Y no puedes justificar el comportante como un puto nazi con tus 20 amigos y darle una paliza a una tía, por muy nazi que sea ella también. ¿En qué te estás diferenciado de ellos? En absolutamente nada. Solo en el color de tu puta bandera. Putas banderas, otra vez. Igual son el origen de todos nuestros males y habría que prenderles fuego a todas.

Gente que está contra la pena de muerte (todos deberíamos estarlo), pero que luego justifican el que se carguen a un energúmeno de un tiro en la nuca. O gente que defienda la pena de muerte para asesinos y violadores. Vale que esa gente es la puta escoria, pero no puedes ponerte a su altura, no puedes estar contra el asesinato y convertirte en un asesino. Me pone de los nervios el que la gente no sea capaz de ver eso.

Mientras sigamos pensando así no, no creo que tengamos remedio.

Además de todo lo que haces, sacas discos. ¿Cuáles son los nombres de tus sellos? Porque nos consta que tienes más de uno, y ¿que debe tener una banda para ser editada por Mugretone?

lascruces3Saco discos a los grupos que me gustan. Eso es todo lo que deben tener. Que me digan algo nuevo o que simplemente me pongan palote.

Si se trata de un grupo muy extremo, en el sentido de que tocan muy mal o que considero que ningún otro sello en su sano juicio va a sacar una mierda semejante, lo saco bajo la etiqueta de Discos de Mierda. Aquí también saco a algunos grupos no tan mierdosos cuando quiero hacer ediciones cortas, muy limitadas.

http://www.soloespunksiyolodigo.com/ddm

Si hago una tirada más larga o se trata de un grupo más “convencional” musicalmente hablando, algo que puede gustar a más gente (y no a mí solo) lo saco con Hillside Strangler.

http://www.soloespunksiyolodigo.com/hillside

Al menos estos son los criterios con los que me engaño para sacar a un grupo en un sello o en el otro. Pero la verdad es que muchos de DDM podrían estar en Hillside y viceversa.

¿Piensas, como hemos escuchado decir  por ahí, que la elección de Donald Trump como presidente es lo mejor que le ha podido pasar al punk? ¿Y que si es  “good for punk is good for you”? ¿Merecerá la pena este sacrificio y como decían las madres de antes, aunque ahora lloremos es lo mejor para nosotros, culturalmente hablando?

No sé quién ha dicho eso, pero es una solemne gilipollez. Supongo que se ha dicho en el sentido de que cuando el presidente de un país (del mundo en este caso) es muy derechoso y tal, surgen los grupos Punks contestarios como setas. En los 80 funcionó con Reagan, pero porque en los 80 estalló el HC y aquello estaba en plena efervescencia. Ahora surgirán mil grupos de Trap…

Yo, por si no había quedado claro, pienso que mezclar música y política es un error, aunque lo respeto y, por supuesto también escucho muchos grupos muy politizados. Por supuesto no podría afirmar que Dead Kennedys son una mierda basándome en que hablan todo el rato de política, pero si te diré que lo que me atrae más de DK es la música y la voz. Me da igual lo que digan sus letras, y no por ello me dejan de parecer uno de los grupos más grandes del mundo.

También te reconozco que en los dos primeros discos de La Polla Records se dicen verdades como puños, pero una vez que se han dicho ya (muchas veces además), no necesito oír el mismo panfleto quinientas veces más.

En el fondo me dan igual las letras, si no me aportan nada nuevo o si no estoy de acuerdo con ellas, simplemente desconecto esa clavija del cerebro y me quedo con la música, el sonido.

Aunque puestos a elegir me gustan mucho más los grupos que además de hacer una música que me gusta tienen letras con las que puedo identificarme (por ejemplo Airbag), que me aportan algo nuevo o que me parecen absolutas genialidades, como por ejemplo las letras que hacen Mártires de Uganda o The Smiths (dos casos completamente extremos, pero que me fascinan igualmente).

Toda esa gente que despotrica de Siniestro Total o de los grupos “graciosetes” y se centran solo en textos politizados es gente aburrida. Si quiero saber algo de política me leo un periódico o un panfleto o un programa, pero si estoy escuchando música es para divertirme y dar botes.

Y por supuesto, aunque lo de Trump nos va a traer mucho chistes y muchas risas, creo que es de lo peor que le ha podido pasar al mundo.

¿Cómo ves la Malasaña de ahora? ¿Eres de los nostálgicos que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor a pesar de la cantidad de propuestas, algunas más acertadas que otras, que se están llevando a cabo o por el contrario ves el presente con optimismo y a la mierda eso del “NO FUTURE”?

No me gusta el término Malasaña, Le tengo manía, aunque el 80% de mi vida social trascurra en ese barrio. Quizás le tengo manía porque cuando algún periodista musical de fuera de Madrid quiere hacer un informe sobre grupos de Madrid, lo titula en plan “informe Malasaña” para dárselas de entendido, en plan, este tío ha estado en Madrid, conoce el nombre de uno de sus barrios. Y luego, generalmente en el artículo los grupos que salen no son de Malasaña, ni salen por sus bares, y algunos no son ni de Madrid capital. Me gusta más el término Madrid.

Pero haciendo un esfuerzo, dado que vuestro establecimiento está en Malasaña, debo decir que el barrio goza de una vida diurna completamente nueva y refrescante. Un barrio que antes estaba muerto por el día ha pasado a llenarse de comercios y actividades que atraen a gente joven, padres primerizos en su mayoría. Hay veces en que a las 20:30, cuando aún no han cerrado las tiendas, está aquello de bote en bote, y un par de horas después no se ve un alma. Ni quiera a la  1 o las 2 de la mañana las calles recuperan la afluencia de gente por muchas colas que se sigan formando en lugares como el Penta o el Tupperware.

De noche y de día yo desde luego prefiero esta zona al puto Lavapiés de jipis y pijipis de mierda. Modernos por desgracia hay en ambos sitios.

Aunque también es verdad que los bares a los que se puede ir a escuchar algo de música decente (y aguantar la mierda del garaje también, porque no nos queda otra) son cada vez menos.

Leave a Reply

¡Suscríbete a nuestra newsletter!